Skip links

Opciones para un alquiler seguro: El Aval 🏘️

Una de las opciones para un alquiler seguro es el aval bancario, este no es más que un contrato de afianzamiento. En otras palabras, es un contrato por el cual el banco garantiza ante un tercero que el inquilino va a cumplir una obligación.

Entrega de llaves de propiedad alquilada

A su vez, este es un trámite habitual, donde debemos tener en cuenta los gastos de la comisión de estudio y de apertura. Que implican un porcentaje de la cantidad requerida. Luego, hay que tener en cuenta el coste de la intervención del notario. Que es de un 0,3% del importe, si es necesario firmar el contraaval.

Muchos propietarios de inmuebles que alquilan de forma particular solicitan un aval bancario de inquilinos como seguro. Por lo que, si el inquilino no responde económicamente, el avalista deberá hacerse cargo de sus obligaciones financieras. ¿Quieres conocer más todas las opciones que te ofrece un alquiler seguro? ¡Continúa leyendo!

Exigencia del aval como método para un arriendo seguro

Si estas buscando realizar un alquiler seguro, debes tener en cuenta todas las opciones. Una de ellas es la exigencia del aval. Que viene a ser un respaldo que da un tercero sobre los pagos que asume el inquilino.

Dos personas alquilando un apartamento

De suceder algún inconveniente, sera el avalista el responsable de saldar la deuda como si fuera suya. De alquilar el inmueble el propietario puede exigir dos tipos de avales:

  • Aval personal: en este caso otra persona puede avalar los pagos del inquilino, si éste dejase de pagar, sería el avalista el que respondiera de la deuda.
  • Aval bancario: una entidad financiera es la que responde por los pagos en este caso, de dejar deudas pendientes el inquilino. Por consiguiente al  responder una entidad financiera, resulta más confiable para el propietario. Además, el inquilino puede tener dificultades para conseguirlo, debido a que el banco para dar este aval se basa en el perfil potencial del inquilino:
    • Pudiendo avalar los pagos durante sólo una determinada duración de tiempo. Esto pudiera ser de seis meses o un año, plazo después del cual tendrán que ser renovados y con un coste asociado.
    • Comúnmente la entidad financiera solicita que el inquilino deje depositado el importe del aval en el banco, por el valor de varios meses de alquiler. Esto último, durante el tiempo que dure el aval, es la práctica más habitual.

En pocas palabras, muchos propietarios ven como ventajas del aval que el coste del aval corre a cargo del inquilino. También, sirve como filtro para elegir un buen inquilino al que darle entrada al inmueble. Igualmente, a la hora del impago, permite recuperar rápidamente el dinero antes de afrontar el camino judicial.

¡Realiza un alquiler seguro y conoce todas sus opciones!

Deja un comentario

Name*

Website

Comentarios

Abrir chat