Skip links

Seguro del alquiler: Consejos que debes conocer 📖

Un seguro de alquiler es lo más indicado si quieres alquilar tu piso y garantizar las mensualidades por parte del inquilino. Contratar estos seguros se ha convertido en la forma profesional de lidiar con los alquileres de propiedades.

Gracias a esta modalidad, se evitan los molestos problemas que pueden ocurrir tanto para el arrendador como para el arrendatario.

Las contrataciones del seguro de alquiler se han venido duplicando porcentualmente cada año, en el mercado de la vivienda. Esto es debido a que, además de cubrir deudas de los inquilinos, también proporciona soluciones en caso de actos vandálicos realizados a la vivienda.

Asimismo, un grupo de abogados estarán presentes en cualquier proceso judicial que se pueda presentar para ambas partes. 

Derechos y beneficios al contratar un seguro de alquiler

Al contratar este tipo de pólizas, lo ideal es que los trámites se realicen de la manera más cómoda y eficiente para el propietario y el inquilino. Por lo que, al sellar un contrato de alquiler debes tener en cuenta los derechos que le cresponden a ambas partes.

Es importante adquirir el seguro con una aseguradora de confianza, ya que se llegara  a un acuerdo de tipo legal. Los derechos del propietario de la vivienda, al contratar este tipo de seguro son los siguientes:

  1. Percibir la mensualidad de la renta fijada, que se le dé el uso pactado a la vivienda y que se cuide de ella.
  2. Si el arrendatario no cumple con lo establecido en el contrato, el propietario tendrá derecho de instar a cumplirlo.  O de rescindir el contrato con indemnización de daños. 
  3. Elevar la renta de acuerdo a mejoras realizadas, después de un tiempo determinado. 
  4. El inquilino debe reparar daños causados en la vivienda. 
  5. Rescindir el contrato por impago del arrendatario.

De la misma manera, el inquilino también tiene derechos que se deben hacer cumplir, como los siguientes: 

  1. Comprobar el estado actual del inmueble y del mobiliario.
  2. Verificar que el que lo alquila es el propietario real del inmueble. 
  3. Se debe garantizar las condiciones necesarias para que la vivienda sea habitable para el inquilino.
  4. El arrendador no puede exigir el pago adelantado de las mensualidades.
  5. Recibir por escrito el justificante de los pagos realizados mensualmente. 

Consejos para contratar un buen seguro

Primero, debes tener en cuenta el tiempo que alquilaras tu propiedad. Ya que dependiendo de esto, el contrato tendrá las condiciones específicas para tu caso. También, debes contratar una aseguradora registrada y reconocida oficialmente para evitar caer en fraudes.

Por último, debes conocer al futuro inquilino, saber sobre su contrato de trabajo, su historial de viviendas y si tiene registro de morosidad. De la misma manera, se debe conocer y cumplir los deberes como propietario para poder contratar un seguro de alquiler que se adapte a tu situación. 

¡Contrata un seguro de alquiler y aprovecha todas las ventajas!

Deja un comentario

Name*

Website

Comentarios

Abrir chat